Mujeres Líderes CX

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Por: Marisol Rumayor, CEO, Disruptive Gov Labs.

La tecnología ha cambiado al mundo y nosotros con él; hace mucho que las cosas y las decisiones que se toman tienen otro rumbo, el papel de la mujer como parte de estos cambios se ha transformado, siendo hoy cabezas de las empresas que están modificando al mundo y que son el motor de la economía En el ámbito del Customer Experience (CX) o experiencia del cliente, las mujeres ya no solo somos la bonita voz detrás del teléfono de un Centro de Contacto, hoy estamos al frente como emprendedoras, empresarias y voz del cliente. El CX es la experiencia que tiene una persona durante la relación comercial con una compañía; el objetivo del CX es ganar fidelidad y hacer que la persona se sienta feliz, antes y después de comprar o adquirir un servicio o producto.

Las mujeres estamos encabezando la industria de la experiencia del cliente, pues poseemos habilidades y cualidades innatas para entender las necesidades y gustos de las personas, ojo, no estoy diciendo que los hombres no puedan hacerlo, porque evidentemente hay excepciones en la regla; sin embargo, las mujeres somos más empáticas que los hombres, es decir, tenemos la capacidad de comprender y compartir los sentimientos de los demás, una forma en la que algunas marcas logran transmitir que “reciben” a sus clientes, además de lograr una conexión más profunda para entender lo que ellos “requieren”.

Años atrás, las estrategias de “venta” simplemente se orientaban a la segmentación del mercado, hoy, todos los hábitos y decisiones de consumo, al igual que los productos ofrecidos, han cambiado: las estrategias aplicadas son más analizadas y profundas. Se trata de conocer al cliente para ofrecerle un producto personalizado, que le genere una experiencia y emociones con la marca.

Estadísticamente, las mujeres predominamos en el campo del Marketing o como empresarias y/o consumidoras, pues somos altamente demandantes, buscamos y tenemos más información sobre lo que deseamos adquirir, incluso antes de hacer la compra. Además, somos las primeras en emitir comentarios positivos o negativos.

No importa si se es una empresa grande o pequeña, se debe ubicar al CX como parte importante de la empresa, pues la experiencia que tenga el público, será el sello distintivo.

Si se es mujer y se está en la industria de la relación y experiencia con clientes, existe una iniciativa: Mujeres Líderes CX, la primera y única comunidad de mujeres en la industria de relacionamiento con clientes. Dirigida a todas aquellas mujeres que están transformando el entorno, que tienen experiencia y que con su ejemplo influyen en miles de mujeres y hombres.

Es un espacio para compartir historias de éxito y fracaso, y generar oportunidades de negocio, crear conexiones y relaciones de valor. Si quieres conocer más, te invito a que te integres a esta comunidad a través de Facebook.

Comments are closed for this article!