Big Data, gran aliado del deporte y la salud en un mundo post COVID-19

Por: Isaac Pérez, Country Content Manager, Agencia B12

El Big Data se ha convertido en un aliado en la lucha contra la COVID-19, ya que convierte los datos en información de valor. Su principal objetivo es ordenar grandes flujos de datos y convertirlos en insights con valor propio para afrontar ciertas situaciones, como acabamos de verlo durante la cuarentena por Coronavirus.

La rápida expansión de la enfermedad aceleró el proceso de diseño y aprovechamiento de herramientas que gestionan valores masivos. Te explicamos con más detalle cómo se anticipa el papel que esta tecnología sea aplicada en temas sensibles como la salud y el deporte en una Nueva Normalidad luego de la crisis por COVID-19.

Detección y combate al virus a partir de datos

El valor de la información se constató desde el descubrimiento de la enfermedad el pasado mes de diciembre, cuando la compañía canadiense BlueDot, experta en Inteligencia Artificial, alertó sobre un aumento considerable de casos de neumonía en Wuhan, China.

Ese análisis se llevó a cabo gracias a los algoritmos que emplea la propia empresa para tramitar en tiempo real millones de datos procedentes de diferentes fuentes de la red. Según afirman en su página web, su “sistema global de alerta temprana combina más de 100 conjuntos de datos con algoritmos patentados para brindar información crítica sobre la propagación de enfermedades infecciosas”.

Este tipo de herramientas han resultado claves en la toma de decisiones que giran en torno a la enfermedad. Las decisiones están basadas en los datos de contagios, fallecimientos u hospitalizados utilizando métodos estadísticos y predictivos. Informaciones de vital importancia para comprender y manejar la pandemia en la mejor dirección.

Aplicaciones móviles: una de las respuestas más destacadas ante la situación surgió en Corea del Sur, donde se desarrolló una app diseñada expresamente para geolocalizar a los usuarios que presentaban algún tipo de síntoma relacionado con la COVID-19.

Por su parte, la multinacional Alibaba Group también desarrolló de una aplicación para dispositivos móviles que ayuda a detectar síntomas con gran precisión. La app móvil se basa en un sistema de colores para evaluar un diagnóstico sobre la enfermedad. Un sistema equivalente se ha usado en la CDMX, pero a través de mensajes de texto con la palabra covid19 a la marcación 51515.

  • Mapas de calor: han resultado herramientas de gran utilidad para visualizar la expansión del virus a nivel mundial y diagnosticar su evolución. Para que esto fuese posible, muchas empresas pusieron a disposición de sus gobiernos todas las herramientas que estuviesen en su mano para conseguir elaborar mapas de rastreo de su propagación a escala global.
  • Un ejemplo es ESRI, una empresa de desarrollo de sistemas de información geográfica que, a través del cruce de millones de datos, consiguió elaborar un mapa con las zonas más vulnerables o con una mayor concentración de contagios.
  • Impresión 3D: estas herramientas han sido de las más efectivas, pues se han aprovechado para la impresión de mascarillas y respiradores. Además, han ayudado a proveer de material quirúrgico a los hospitales durante las largas jornadas de espera de material sanitario.
  • Combate a las fake news: a lo largo de estos meses han surgido numerosas especulaciones ligadas al planteamiento de algunas de estas soluciones basadas en Big Data, sobre todo, aquellas las relacionadas con el tratamiento de datos personales de los usuarios. Sin embargo, el foco de atención lo acapararon las noticias falsas que diseminan teorías conspirativas y desinformación de todo tipo.

En el deporte todo es medible y analizable

Cada vez es más habitual leer o escuchar sobre las muchísimas aplicaciones del Big Data en el deporte profesional. Se utiliza para calcular todo tipo de cosas, desde cuotas de pantalla hasta análisis sobre la afluencia de los espectadores al estadio, sin olvidar el rendimiento de los atletas: distancias recorridas, intensidad, pases realizados con éxito, puntos, etc.

  • Sensores y analítica para negociar: un gran ejemplo de la integración de nuevas tecnologías en el fútbol es el del club holandés Ajax, donde la han aprovechado para mejorar el desempeño de su cantera a fin de crear un modelo de negocio mediante la venta de jugadores a otros clubes.

El club trabaja con una empresa tecnológica para facilitar la toma de decisiones apoyada en analítica, basada en la recolección de volúmenes masivos de datos de la plantilla y la academia del club. Todo el proceso incluye infraestructura de red, sensores para captar registros y un sistema de almacenamiento de 150 TB. Con ello, la data biométrica y de posicionamiento se registra en tiempo real, junto con vídeos 4k de los entrenamientos.

  • Apoyo para mejorar la táctica: El club inglés Arsenal ha instalado ocho cámaras en su estadio que siguen todo el tiempo a sus jugadores para rastrear y optimizar su posicionamiento en el campo. Este sistema recoge 1.4 millones de datos por partido y se centra en analizar los momentos en los que los jugadores no están en contacto con el balón, su colocación y cobertura.

Algo parecido está realizando también el Barcelona en la liga Española, que ha implantado un sistema que le permite conocer más en detalle los patrones de juego de los equipos rivales y mejorar los movimientos de sus jugadores.

Sin duda estas tecnologías terminarán siendo parte de la cotidianidad en un mundo que en 2020 fue tomado por sorpresa por el Coronavirus y que terminó alterando muchos aspectos de nuestra vida, incluyendo los hábitos de consumo, las prácticas médicas y del deporte profesional.

Inscríbete a nuestro boletín

Enterate de nuestras noticias

Comments are closed for this article!

Ver más noticias

¿Tienes una idea para publicar?