El Multi-Cloud, ¿es la mejor opción para las empresas?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Por: Maiara Munhoz, Analista Senior de la Industria de Computación en Nube, Frost & Sullivan

A los consumidores les encanta elegir. Ya sea que se basen en el precio, las funcionalidades o la experiencia, quieren poder elegir entre los mejores productos y/o servicios.

Esta tendencia está claramente representada en la elección actual de televisión por cable por parte de los consumidores frente a una plataforma de servicios de video over-the-top como Netflix, por ejemplo. Lo que al principio fue una decisión entre uno u otro, es ahora una mezcla de ambos, o renunciar a la televisión por cable por completo para tener una mezcla de Amazon Prime Video y Netflix.

Sin embargo, ese no es el proceso por el cual la mayoría de los tomadores de decisiones de TI, pasan actualmente al comprar Infraestructura como Servicio (IaaS). Las empresas pueden usar varias nubes, pero no necesariamente eligen una combinación que ofrezca los mejores beneficios de cada una. Si bien “Multi-Cloud”es la palabra de moda entre los proveedores de tecnología, medios y compradores empresariales, todavía hay mucha confusión en el mercado causada por las diferentes definiciones de los proveedores, mientras algunos rechazan por completo la idea de Multi-Cloud.

En nuestro último estudio sobre el tema: Is Multi-Cloud, the Best Option for Enterprises? analizamos por qué las empresas deberían considerar una estrategia Multi-Cloud; los desafíos, beneficios e impactos, y se ofrece una visión de cómo los proveedores líderes de IaaS se encajan en esta estrategia.

Cabe aclarar que el Multi-Cloud es un subconjunto de la nube híbrida más ampliamente definida. Mientras que el Multi-Cloud se refiere a la integración de plataformas de múltiples proveedores de IaaS, la nube híbrida se refiere a la integración de entornos de implementación en la nube y en las premisas, ya sea en la nube hosteada, administrada por la empresa o administrada por terceros.

Hoy en día, las empresas están adoptando un entorno Multi-Cloud, ya sea de forma consciente o – en la mayor parte de los casos – por default. Algunos ejemplos incluyen: evitar el lock-in de proveedores; proteger los datos y las aplicaciones, a través del back-up de las cargas de trabajo en la nube de otro proveedor; fusiones y adquisiciones de empresas que ya tenían diferentes proveedores de IaaS cuando eran entidades separadas; entre otros. la mayoría de ellos no tiene el conocimiento o las herramientas tecnológicas para implementar una estrategia efectiva de Multi-Cloud, o simplemente tienen un entorno inadecuado, que comprende múltiples nubes aisladas, que no se planificó ni articuló conscientemente.

Esto sucede principalmente debido a desafíos tecnológicos y de procesos: las dificultades para integrar los entornos de infraestructura y la falta de habilidades y tiempo disponibles para evaluar a fondo la mejor nube para cada carga de trabajo. Como resultado, las empresas terminan con un entorno de TI no optimizado, lo que dificulta la transformación digital dentro de sus negocios.

Una estrategia Multi-Cloud puede ayudar a las empresas no solo a tener visibilidad de su entorno actual de Multi-Cloud, del costo, del uso en todas las unidades de negocios y a reducir la carga administrativa, sino también a darles soporte en las futuras migraciones de cargas de trabajo hacia la nube o para nuevas aplicaciones basadas en ella.

Tal cual sucede con los consumidores, las empresas ahora tienen la oportunidad de elegir diferentes proveedores de IaaS en la nube según el caso de uso, el tipo de carga de trabajo o los servicios que necesiten: una migración más sencilla a la nube, menores costos, opción de nube privada (single-tenant), y así sucesivamente. De manera similar a lo que sucede con Netflix y Amazon Prime Video, la competencia entre los proveedores de IaaS significa que las empresas pueden elegir entre los diferentes servicios de computación en la nube disponibles en el mercado, cada uno con sus propios “Stranger Things” o “Jack Ryan”. Las empresas tienen ahora más apoyo que nunca antes por parte de los proveedores de servicios administrados y (algunos) proveedores de nube para implementar una estrategia efectiva de Multi-Cloud.

En lugar de estar preso de un proveedor de nube, o simplemente tener un entorno Multi-Cloud al azar, las empresas deben buscar implementar una estrategia Multi-Cloud que les ayude a organizar su entorno Multi-Cloud actual y administrarlo de manera óptima, y también elegir una combinación de las mejores funcionalidades de múltiples proveedores para futuras cargas de trabajo, que se migrarán o desarrollarán en la nube.

Inscríbete a nuestro boletín

Enterate de nuestras noticias

Comments are closed for this article!

Ver más noticias